lunes, 22 de diciembre de 2008

Con un zumbido en los oídos...




Desde el ruido en mis oídos logro escribir,
Desde la contaminación sónica, delinear!...
bulla, algarabía, en todas partes, todo es suficiente, electrónico, barcos, calles y sirenas, pieles, coronas y vestuarios,
El humo de los autos, los pasos de la gente, la poca paz de cada, es el tiempo real.
Dicen que cada ciudad es el reflejo de las masas…

domingo, 21 de diciembre de 2008

Abrazo de hojas...

A tinta, a grafito, en la calle, la habitación, el lugar, sentí un abrazo brioso, libros, libretas, cartillas, cuadernos, álbumes, revistas, diarios, me abarcan, me pitan, nada puedo hacer, debo revisar, debo ya leer, que es lo que me quieren confesar?
Uno primero, el otro después, no puedo con todos a la vez.
Hice un espacio para ti... Así me cuentas.


La Mueca...


Andabas con una mueca en tu rostro pero no podía llamarla sonrisa, iba de oreja a oreja pero como mirando a la cámara, al lado estaba la otra, era la de ella, esa si era una sonrisa, pero muy grande, creo que podían sacar dos de mis sonrisas de esa sola de ella, no me refrescaba su rostro en mi cabeza, pero mejor era no tener memoria, así son las cosas de la vida, extrañas y misteriosas, muchas y para acabar, absurdas...




jueves, 18 de diciembre de 2008

Nácar hace tiempo...


Nácar se convirtió en mi vida, una espacie de vista, de sonido, de gusto y algodón…
modelaba esculturas, era más o menos todo, en donde mi esencia ando un tiempo luego ya casi no, antes de amanecer, ya estaba oscuro. En una estación le escribí flores azules, otro día grite sus pecas (que eran muchas), al día siguiente, dije, nácar, tenia muchos días pintando, fué bastante el tiempo juntos, siempre pensaba que me acompañaba, cuando me pedía que estuviera a su lado, pero de nada sirvió, de pronto ya no, mis pinceles se estaban acabando, ya sus cerdas se endurecían también, más sin embargo, el olor a trementina me hacia tener esperanzas, de volver a manchar nuestras vidas juntas, tomar fotos, escribir, leer, brindar, escuchar como suena y sonreír. Fueron la historia de la Antigüedad Clásica y también la órbita, pero una vez más,
la ilusión de compañía sólo era mía.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Ma

Mami, estas, pero te desanimas, porque te sientes mal, sales de un lugar para entrar en otro, tomas algo que es otra cosa y no es agua, tampoco alimentos, ni parecido, ya, hablo con el padre, para que te alientes, ya! entonces vuelvas a la alegría.
mami, sal ya, regresa a tu sonrisa, tus bromas, al sentido figurado que siempre nos regalas, cuando ya te sacan la roca y dices… me voy al humor… por que tengo que pasar lo que me pasa, ahí va, lagarto volador!!...Garrapata suicida!!
Expresiones.. las extraño, ése tu buen humor. Así que, arriba, mamita, anímate,.. necesito que me acompañes, por que te amo.

De que vuelves a mirar...

De conocimiento el camino, de aprender siempre en mi estar.
De encontrarme siempre dormida siendo el verbo mi desvelar.
Sonido o vos de agua, de brisa en viento, continúo estas.
Palabra, importante, perenne, acude a tus pasos en tus manos está.
Duermes, despiertas, caminas, líneas en papel desean colmarse
Tus cavilares sempiternos es mí esperanza encontrar.
Mirarme, mirarte es mí equivalente, andando a tus pasos, caminas conmigo.
Conservarte en vista desde el presente, se hace pasado en mi descansar, mas no
motivo de no tenerte, entendiendo que siempre eres reciente, murmuras mi sueños,
ansiedad incumbes aquietas mi preocupar.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Sentada ó caminando..

Andar en el dibujo ayuda a calmarme en el paisaje
Es la plaza, son las bancas, es la brisa?
Es el descanso de mi cuerpo en reposo?
O es el tiempo, que sólo se marca en mi piel?
Ya el cansancio, no es normal…
Por eso vengo aquí, a veces desnuda, a veces con vestido
Me repito por todo el espacio, eso lo hago caminando,
Hay! cuando miro a mí alrededor, veo a varias en lo mismo que yo
Y me digo, pero es que somos muchas! Somos como las cuentas de un rosario
Porque somos tantas? Y como no? si la gente dice, que somos la gracia, que
trae la cuna.

Gafas..

Soy, en lo que me dejas, cuando hemos estado, lo que eres en las cosas buenas y de las otras, busco el entendimiento y lo supero, me entregas desde los ojos al distinguirnos, me entregas lo que te pasa sin inventar.
después yo pensando…?
Eres mi 1ero
Mí A..
Mi barba..
Mis gafas..
Mi radial..
Mi temperatura..
Mi cobija..
Mis nervios..
Mí secreto..
Mí energía..
Mí desvelo..
Mi ocio..
Mi calma..
Mi neurosis..

Pero como se te nubla tanto el corazón y la mente, y no me reconoces, entonces, decreto! mejor no seas nada.

Renacimiento

En mis recuerdos, están tus cabellos largos, cabellos oscuros, casi negros, tus manos que cubren mis ojos, porque ellos te tientan.., recuerda también! así me dices, no me mires así !.. y pienso has llegado al amor?
ÉL es, desde que lo dejas ser, te gusta la sensación, lo permites, entonces se va tejiendo en tu alma
26 de marzo, era ese día, en el que no podía ver a tus ojos porque ya me encontraba dentro de tu boca, como que me pasaba desde hace muchos años, parecía que te había conocido no sé cuanto tiempo, como que todo? ya perdí hasta la cuenta, será que me explicas porque paso? Como fuí tanto tiempo dentro de tu boca?

jueves, 4 de diciembre de 2008

Lúdico en palabras.

Del tiempo al verbo, no termina, así como el alma se mantiene
repaso en tus ojos sus saberes, que se definen
ojos despiertos escuchando brisa
ojos que se expresan al son de palabras
ojos pequeños, pero suficientes en mi memoria están
música en tus ojos he de escuchar, en el instante que me miran
melodía tranquila que no se impacienta, me acompañaran?
suenan en el tiempo, hablan en mi lengua,
ojos de poesías andan en tu rostro, coloreando líneas
estrofas y rimas que sin espera, habitan
musical el verbo, conforme a tus ojos
se encuentran en todo, estando tu ausencia
piden e insisten que los escuche, como olvidar. Me dices?

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Fué a lápiz..

Sólo es el comienzo del sonido
las teclas entre mis dedos, como grafito
conversaban todo el tiempo, de todos los días
hablaban de la silueta en la pared, cerca del apagador
la cortina la cubría resguardándola
en tú ausencia la observaba y sólo entonces, me acompañabas.

Lo escuché..

Suponer es lo hacemos, ante el andar incierto.
No sé donde me detenga la voluntad del divino.
He de seguir la ruta que él me indica pues la siento.
Y no vale preguntar, no es momento, no es mí tiempo.