lunes, 11 de julio de 2016

Mí hermano Juan Carlos


Eres el primer ángel que llegó a mi vida, me invitaste hacer gerra de almohadas, comer en las madrugadas, me prestabas tus pijamas, nos zambullíamos en la piscina, veíamos los superhéroes, y mientras tanto, en el salón de la justicia!! .-además de jugar pacman, Mario bros y todos los juegos que le siguen, pero viejitos, aunque al comenzar yo ya perdía, lo intentaba, pero nada, era (yo) cero en botones y caminitos, en mis fraudes como jugadora podia ver tú mueca, Tú sonrisa, de las que llenan los espacios y los corazones, recuerdo la forma de tus abrazos, fuertes!!.- acolchaditos, cálidos y acopladitos, de sello primodoro, no sé cómo agradecer a papáDios, haberte colocado en mi camino, Primo, a veces era la merienda de guayaba con queso amarillo, uno sobre otro, huevos fritos iban y venían, queso a la plancha, y esto es solo un poquito de lo más tierno, amable y desprendido que me enseñaste, … y aunque solo quiera llorar, es mi deseo agradecerte por escogerme y hacerme tu Prima, te amo desde que te conocí, te amo desde las entrañas!!.-no te fuiste, solo cambiaste de lugar para cuidarme desde la gracia del Señor,

Te amo tanto que haré una trampa a mi memoria, en la que todos los días te encontrarás en mi cabeza, para no olvidar el sonido de tú voz, los juegos que tanto nos hacían sonreír, las travesuras que hasta hace poco nos parecían insólitas, los disparates ocurridos mientras paseabas, las palabras cariñosas con las cuales me tratabas, nada más, puedo amarte y recordarte, colmado vos y colmada yo de sonrisas, te amo en la eternidad, Ciudadano del Padre y el mío, allá en cielo... 

1 comentario:

TORO SALVAJE dijo...

Tu hermano vive en tu corazón.
En el mejor de todos los sitios posibles.

Un abrazo.